Sin cirugía, sin riesgo, sin dolor

Descubre algunos de los beneficios y características de la terapia no invasiva CPES (Terapia de Contrapulsación Externa Sincronizada), una opción médica ideal para aliviar los síntomas y padecimientos relacionados con la diabetes, salud cardiovascular y enfermedades coronarias.

 

 

¿Eres apto para la Terapia CPES?

Habla con nosotros y descúbrelo sin compromiso

¿En qué consiste la Terapia de Contrapulsación Externa (CPES)?

La CPES es una terapia que permite regenerar y desarrollar nuevos vasos sanguíneos

 terapia de contrapulsación Externa Sincronizada

 

Es realizada en sesiones en una unidad especialmente diseñada, durante las cuales se inflan secuencialmente unas bandas en el momento de la diástole cardiaca (en la que el corazón está relajado), que comprimen suavemente las venas para “exprimir” la sangre de regreso al corazón y así mejorar el flujo sanguíneo en las arterias coronarias que se están llenando en ese momento.

Durante la sístole (el momento de la contracción cardiaca) las bandas se desinflan permitiendo así que el corazón se vacíe con menos presión y menos esfuerzo.

Beneficios de la Terapia de Contrapulsación Externa (CPES):

Además de sus conocidos efectos positivos sobre la diabetes, la microcirculación, el apetito, el sueño y la vida sexual. La Terapia de Contrapulsación Externa representa múltiples beneficios para la salud integral del paciente:

Disminuye la estadía en Cuidados Intensivos, y el postoperatorio en pacientes de alto riesgo cardiaco.

Fomenta el crecimiento de nuevas vías alrededor de las arterias bloqueadas, lo que incrementa el flujo de sangre oxigenada.

Mejora la suplencia de oxígeno cerebral en pacientes que han tenido accidente cerebrovascular.

Mejora la microcirculación y consolida la reconstrucción de la densidad ósea en pacientes con osteoporosis.

Alivia la angina de pecho y disminuye el grado de isquemia y enfermedad cardíaca.

Aumenta la tolerancia al ejercicio y mejora considerablemente el estado de ánimo de los pacientes.

La Terapia de Contrapulsación Externa Sincorinizada CPES reduce y elimina la obstrucción de las arterias.

 

El efecto de contrapulsación permite que la sangre fluya al corazón mientras se encuentra relajado. Este proceso de sincronía permite que el sistema cardiovascular trabaje con un mínimo esfuerzo lo que garantiza un procedimiento muy seguro.

Muchos pacientes experimentan mejoras progresivas desde la primera semana y otros pocos alrededor de 7 semanas. Por lo general, nuestros pacientes reportan avances evidentes entre la sesión número 15 y la 20. ¡Cada paciente es diferente!

Beneficios terapia de contrapulsación Externa Sincronizada

Como resultado de sus avances clínicos y sintomáticos, nuestros pacientes con diabetes y enfermedades cardiovasculares reportan una importante mejoría en su calidad de vida y la de sus familiares.

¿La Terapia de Contrapulsación Externa Sincronizada solo aplica para pacientes con patologías cardíacas?

 

No. Se ha comprobado que el tratamiento con la Terapia de Contrapulsación Externa Sincronizada CPES también tiene resultados alentadores sobre otras patologías. Entre ellas se encuentran:

Diabetes

Hipertensión

Alzheimer

Parkinson

Angina de Pecho

Disfunción Eréctil

 

 

¿Necesitas mas información Terapia CPES?

 

Corazón Joven terapia de contrapulsación Externa Sincronizada